Canapé de patata con huevo de codorniz y chorizo

Hoy tengo la nevera en la que puedes jugar al escondite. Da pena, sin embargo, con un poco de chorizo y unos huevos de codorniz, hemos preparado este entrante, rápido y sencillo de preparar, económico y con muy buena presencia. Eso sí, no apto para regímenes.

INGREDIENTES Canapé de patata con huevo de codorniz y chorizo

  • 3 patatas grandes
  • 8 o 10 huevos de codorniz
  • 1 o 2 chorizos  frescos

ELABORACIÓN

Lavamos bien y cocemos las patatas sin pelar. Yo las hice en la olla rápida.  Una vez cocidas las retiramos y las cortamos en rodajas de unos 2 cm de grosor.

Precalentar el horno a 180º durante 10 minutos. Mientras se calienta, cogemos una fuente de horno, poned papel aluminio y colocar las rodajas de las patatas.  El papel es importante para que luego no manche la grasa del chorizo.

Con la ayuda de una cucharilla hacemos un pequeño agujero en medio de la rodaja de la patata. Echamos el huevo de codorniz dentro. Añadimos un par de rodajas  de chorizo en los lados cada rodaja (es importante que no tapes la yema del huevo). Gratinamos 10 minutos y listo. Servir al momento

Hemos sacado la receta del blog eladerezo.hola.com

Cojonudos “my way”

Mi colega Paco Ripoll me invitó hace muchos años a cenar a su casa y hablamos de las tapas de Burgos, los cojonudos. Él me recomendó una tapa similar, cuya estrella sigue siendo el huevo de codorniz, pero en lugar del pimiento del piquillo y el chorizo, lo sustituye por jamón ibérico. Es decir, pan, jamón y huevo de codorniz.

Ahora te presento esta vianda mejorada:

INGREDIENTES

  • 1/2 barra de pan
  • 1 tomate pera
  • jamón ibérico
  • huevos de codorniz
  • aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Cortamos el plan en rebanadas de 2 cm de grosor. Las metemos en el horno o en el microondas (función grill) y tostarlo un poco

Coger el tomate y rallarlo en un cuenco. Añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y mezclar. Reservar

Calentar en una sartén pequeña aceite; cuando esté muy caliente comienza a freir los huevos de uno en uno (cuidado porque salta el aceite), reservar.

Coge una tostada, untas un poco del tomate con aceite. Añade jamón a tu gusto, luego el huevo y… ¡a gozar!