Revuelto de patatas con jamón ibérico

Hay “cienes” de maneras de hacer revueltos y en España, una de las clásicas es con jamón, y si es ibérico, la diferencia es aún mayor. Lo puedes sustiuir también por setas, chorizo, bacalao, ajetes, trigueros…

INGREDIENTES

  • 500 gr de patatas
  • 2 o 3 huevos
  • 1 cebolla
  • 200 gr de jamón ibérico en trozos finos
  • sal
  • aceite
  • perejil (opcional)

ELABORACIÓN

Calentar en una sartén abundante aceite. Mientras se caliente, pelar y cortar finamente las patatas y la cebolla. Cuando el aceite esté hirviendo echar las patatas y la cebolla hasta que estén casi hechas (tal como si hicieras una tortilla de patata).  Escurrir y reservar

Batir los huevos. Echa los huevos, patatas y cebolla en la sartén, esta vez con dos gotas de aceite. Removemos hasta conseguir la textura de revuelto deseada añadiendo un poco de sal. Reservar.

Vamos a emplatar: Sacamos sobre una fuente, colocamos el jamón ibérico sobre encima del revuelto y esparcimos un poco de perejil picado (opcional).

Anuncios

Cojonudos “my way”

Mi colega Paco Ripoll me invitó hace muchos años a cenar a su casa y hablamos de las tapas de Burgos, los cojonudos. Él me recomendó una tapa similar, cuya estrella sigue siendo el huevo de codorniz, pero en lugar del pimiento del piquillo y el chorizo, lo sustituye por jamón ibérico. Es decir, pan, jamón y huevo de codorniz.

Ahora te presento esta vianda mejorada:

INGREDIENTES

  • 1/2 barra de pan
  • 1 tomate pera
  • jamón ibérico
  • huevos de codorniz
  • aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Cortamos el plan en rebanadas de 2 cm de grosor. Las metemos en el horno o en el microondas (función grill) y tostarlo un poco

Coger el tomate y rallarlo en un cuenco. Añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y mezclar. Reservar

Calentar en una sartén pequeña aceite; cuando esté muy caliente comienza a freir los huevos de uno en uno (cuidado porque salta el aceite), reservar.

Coge una tostada, untas un poco del tomate con aceite. Añade jamón a tu gusto, luego el huevo y… ¡a gozar!