Cochinillo al horno

No hay que tener miedo de proponer a nuestros invitados suculentos manjares de cara a una Navidad de nivel. En este caso hicimos un cochinillo al horno encasa de mi hermano Jacobo.

Él lo prepara mejor que yo (debe ser porque yo prefiero cordero) así que cogí su receta, casi idéntica a la que nos ofrece http://www.cocinillas.es.

INGREDIENTES

  • Un cochinillo (importante que no sobrepase los 4 kg, si no sería cerdo y el sabor es mucho peor).
  • Aceite, sal gorda, ajo y alguna hierba (laurel, tomillo, perejil, …).

Cochinillo al horno

Podemos comprarlo en la carnicería y pedirle que nos lo preparen para asar, de modo que nos lo cortarán por la parte inferior para que se pueda abrir en dos, y nos lo limpiarán por dentro.

Primer truco: meterlo en el horno. Lo ideal y perfecto es tener una bandeja que nos permita meter al menos un dedo de agua, y apañárnoslas para que el cochinillo se quede encima pero sin tocar el fondo de la bandeja, de modo que cuando la llenemos de líquido no esté en contacto con éste (Ver foto).

En un bol hacemos una mezcla de ajo, aceite, tomillo y perejil. Reservar.

Precalentamos el horno a 150ºC y, mientras tanto, untamos el cochinillo con la mezcla que hemos preparado sólo por dentro, no por la parte de la piel. A continuación salamos el cochinillo con sal gorda por dentro y por fuera, lo colocamos en la bandeja con la piel hacia arriba, la llenamos con un dedo de agua (importantísimo) y lo que nos sobre de la mezcla de aceite, y lo metemos al horno.

Vamos con los tiempos de horneado: Básicamente estará en 1 hora y media en el horno a 140ºC. Durante la primera media hora no habrá que preocuparse de nada, pero la siguiente hora hay que estar regando constantemente el cochinillo con el jugo de la bandeja para humedecerlo (más o menos cada 10-20 minutos). Una vez que esté casi hecho y tenga buena pinta (pero no excelente) subimos la temperatura a 190ºC para tostarlo durante unos 20 minutos. Aquí hay que vigilar mucho para que no se queme y EN NINGÚN CASO USAR EL GRILL.

Para finalizar, podemos sacar el cochinillo del horno y, si todo ha salido bien, estará tan tierno por dentro y crujiente por fuera que podremos cortarlo con un plato.

Anuncios

Acerca de miscaprichosdefogon

Entusiasta del Marketing online y los viajes cultural-gastronómicos. Stoniano. Vikingo hasta la médula y currante en Omnicom Media Group El mayor placer del mundo es la cocina, y me gustaría poder expresar lo que siento en este humilde blog; por eso me he embarcado en este proyecto personal con la inestimable ayuda de mi madre y María Galletita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s