Potaje de garbanzos, bacalao y espinacas

Una de las tradiciones en Semana Santa es guardar la vigila o abstinencia de carne roja durante el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

Guste o no este tipo de tradiciones hay que reconocer que a raíz de ellas se han creado grandes guisos con legumbres. Uno de los más afamados es la receta que os vamos a proponer.

Antes que nada la noche anterior pon a remojo en agua templada los garbanzos.

INGREDIENTES:

  • 300 gr garbanzos
  • 350 gr de bacalao desalado
  • 250 gr espinacas frescas
  • 400 ml de caldo de pescado o verduras
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 o 2 huevos
  • 1 rebanada de un buen pan
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o agridulce
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • aceite de oliva virgen
  • sal a gusto
  • pimienta negra

ELABORACIÓN:

Hacemos los garbanzos: escurrimos el agua,introducimos los garbanzos en una olla rápida con abundante agua, 1 hoja de laurel y sal, se ponen a cocer en olla a presión durante 20 minutos. Se escurren y se reservan.

Lavamos y escurrimos las espinacas. Reservamos.

Desmigamos el bacalao y le quitamos la piel y espinas. Es mejor hacerlo a mano.

Cocemos los huevos en abundante agua con un chorrito de vinagre entre 11 y 13 minutos. Pelamos, cortamos en trozos pequeños y reservamos.

Mientras se van cociendo los garbanzos y los huevos vamos a preparar el sofrito. Picamos fino dos de los tres dientes de ajo. Pelamos las cebollas y la zanahoria y lo  picamos todo en juliana. Lo añadimos a la olla, sofreímos. Añadimos el puerro y los tomates troceados y terminamos de freír 6 minutos. Salpimentamos. Apagamos el fuego y añadimos el pimentón. Remover y reservar.

En una sartén , freímos con un poco de aceite la rebanada de pan hasta que esté dorada y crujiente. En un mortero echamos el pan frito desmenuzado y el diente de ajo que teníamos reservado. Machacamos y hacemos un majado. Reservar.

En la olla vertemos el caldo, dejamos que hierva, echamos  las espinacas junto con el sofrito; dos minutos más tarde el bacalao; 4 minutos más tarde integramos los garbanzos sin revolver, mezclamos moviendo la olla con movimiento de vaivén, así evitaremos que se rompa el bacalao. Echamos el huevo y apagamos.

Servir bien caliente.

La foto está sacada de foter.com